¿En qué consiste este sistema?

Un incendio de autobús puede ser demoledor, tanto a nivel humano, operativo como económico. Para evitar esta situación el sistema de supresión de incendios de Fogmaker utiliza el agua como sistema de extinción.
En combinación con la alta presión y una pequeña cantidad de aditivo de espuma ataca simultáneamente el calor, el oxígeno y combustible generado en el incendio, pasando de 870 º C a 136º C en 10 segundos.